11 y 12 de mayo, celebración del día del gaitero. Laguardia

by vallobera
4 semanas ago
7395 Views

Dulzainero, músico, gaitero…

El segundo fin de semana de mayo, las calles de Laguardia se llenan, literalmente, de música tradicional, básica y evocadora, alegre y contagiosa.

Son dos días dedicados a la gaita, o dulzaina, o chirimía, o charambita, o chirimita, que tanto da. Es el Día del Gaitero, donde decenas de músicos se dan cita para darle otra dimensión a la costumbre de compartir con amigos y conocidos un vino, un vermú, un pintxo… y llenar cuerpo y espíritu a un tiempo.

La gaita dulzaina o dulzaina​ es un instrumento de viento de lengüeta doble perteneciente a la familia del oboe, que está formada por un tubo cónico de madera de unos 30 centímetros de longitud en el que hay 6-8 orificios de digitación y 1-4 resonantes en la campana y muy empleado en numerosas regiones del país acompañado o no de tamboril.

Pasear por Laguardia y toparse con un concierto, o disfrutar a distintas horas de dianas y pasacalles, hacen de este «Día del Gaitero» una fiesta dedicada a quienes desde antaño se han dedicado a animarnos el ocio con talento, dedicación y paciencia.

Su origen fue el homenaje que el pueblo dedicó a su gaitero mayor, Jesús Martínez «Jimeleo», y desde entones esta conmemoración devino en una auténtica explosión de júbilo en forma de composiciones alegres y diestras ejecuciones.

La gaita o dulzaina viene utilizandose como acompañamiento festero en la Rioja Alavesa desde hace siglos. En un documento del pueblo de Oyón del año 1611 consta que: «…Se le pagaron al gaitero setenta y siete duros por tocar la «bota» en las fiestas de la Inmaculada Concepción».
En La zona, al igual que sucede en Navarra y otras regiones, el nombre tradicional para llamar a este instrumento es el de «gaita». El término «dulzaina» es de incorporación reciente y no se tenía conocimiento del mismo hasta fechas próximas. La expansión del conocimiento y la capilaridad de la cultura musical han permitido que este vocablo haya sido asímilado a pesar de no ser oriundo de Rioja Alavesa.
Su aparición en documentos locales de los siglos XVIII y XIX sucede cuando la presencia de secretarios venidos de otras zonas donde el nombre es más habitual, es más común.

Dentro del folklore alavés, desgraciadamente las danzas y la música que las acompañaban resultan prácticamente desconocidas, no por que no existiesen evidentemente, sino porque el duro trabajo de descripción, estudio e investigación que sobre ellas se ha realizado ha sido escaso y en ocasiones más bien confuso.
Casi todas las herencias han sido de boca a boca, con enseñanzas personales que al paso generacional sufrían transformaciones que se alejaban del original.

Con el paso del tiempo y la llegada de la vida urbana los hábitos habitacionales han variado, la población rural en la comarca de Rioja Alavesa ha disminuido considerablemente y, por tanto, envejecido.

Este hecho contribuye a que la danza y su acompañamiento musical casi caigan en el olvido, aunque éste no es el caso de Laguardia, que gracias a la existencia de gaiteros en el pueblo, hacen que sus danzas no desaparezcan. Este Día del Gaitero no es sino otro impulso para conseguir la supervivencia de esas antiguas tradiciones.

Pasacalles por Laguardia el Dia del Gaitero

Pasacalles por Laguardia el Dia del Gaitero

Quienes nos visiten durante el 11 y 12 de mayo podrán disfrutar de música de gaita procedente no solo de Laguardia. Habitualmente nos visitan gaiteros castellanos, riojanos, navarros, catalanes o procedentes de lugares más alejados, cuya contribución enriquece la ya de por sí extensa carta de composiciones dedicadas a este instrumento tan amable.
Apúntelo en su agenda, venga a vernos y disfrute de nuestras calles, nuestros paisajes, nuestros vinos y déjese ir acompañado de esta contagiosa música que no exige etiqueta, pero si participación y seguimiento.

Etiquetas: , , , ,